http://www.martapruna.com/

martes, 21 de febrero de 2017

Jordania




En las profundidades del desierto, entre laberintos de ramblas de todos los tamaños, encuentro seis puntos de igual diámetro y profundidad dispuestos casi horizontalmente en las alturas de gargantas perdidas.
Mi mirada se precipita a lograr entender en el limitado tiempo que disponemos en momentos así, - cuando creemos descubrir algo arqueológico, aquello que nos llena de la mayor alegría y plenitud- en entender porqué están tan alineados esos puntos a esa vertiginosa altura. Dudo que la fauna del desierto actuara con esa precisión...No obstante, algún efecto de la naturaleza sí actuó perforando la dureza de esa piedra milenaria. Si calculo la capa de sedimentación y si la sedimentación es el proceso por el cual el material sólido, transportado por una corriente de agua, me pregunto entonces, cuánta cantidad de agua pasaba y de qué manera se filtró justo por esa roca , cuando pasaba ese río o mar. A qué velocidad viajaba ese líquido y qué capacidad de transportar materiales tenía, para que ese sólido desapareciera y sedimentara de esa manera artística y única. Cual era el peso específico de esos materiales para favorecer esa eliminación de material, esa ausencia de viscosidad, textura, porosidad, al fin de peso. Ese peso de las cosas....

El peso de las cosas y esa arqueología fascinante que encuentro por todas partes.

la pluja rebuda i l´hectàrea a cuidar


Quan plou agraeixo cada gota, sento les Gràcies i visualitzo el que vull, Pluja...calculo l.aigua que está caient en la terra seca....després no tan seca, depén dels litres per minut. Espero els minuts que la terra s.afanyi a xuclar l.aigua que ens arriba del núvol que descarrega amb intensitat.
Com una bona música al piano...la segueixo amb cura. Aumenta el so... S.omplen  bassalts... puja el cabal...com una ebullició sense que el líquid s.evapori. Puja, puja i es manté aamunt, com levitant.
Calculo quanta aigua cau, i quanta haurà de caure, perque senti el so del riu, que em provocará segur un  somriure


Sento com la humitad s.encén i com créixen les bactéries que alimenten el meu món de les olors a la natura. Allà on tot s.atura.

Si cada ser humà cuidés l.hectàrea més enllà de la porta que tanca amb baldó del que anomanem propietat, l.escalfament de la terra no l.evitariem però sí el respecte pels altres i tindriem més generositat.
Tots em d.arrencar les tiges seques més enllà del camp nostre...i recollir la brossa. De què ens serveix una dutxa, si tots portem aquesta mena de sediments egoístes que no se.n van amb l.aigua, i aquesta mena d.esquerda a la cara es nota,  quan considerem que fem un somriure al món...
La ment té el poder de concentrarse sobre qualsevol punt en qualsevol moment, però les grans ments son andrógines i defenen la causa, i l.art, obrint la paraula de bat a bat...

Mirem de ser feliços, quan els nostres sentits reaccionen davant d.Imatges, fenómens reals, i sonors , després es traslladen a la ment, on es converteixen en sucsesos psíquics...que tampoc s.acaben de conèixer mai. Però les imatges arriben...i aquesta és la meva tasca és fer art i junts,  tots, farem que això sigui Cultura!!!.


miércoles, 19 de agosto de 2015

Dentro






Dentro.

El agua helada aprieta las células de un cuerpo que se mueve más deprisa que nunca dentro de la transparencia de un cuerpo líquido que casi se congela. Si me muevo a velocidad constante ejerzo una fuerza perpendicular y centrífuga contra la fuerza que me arrastra dentro, una fuerza que me hace ir en trayectoria opuesta a la deseada, para salvarme. Los pocos que se atreven a entrar en este lugar único , tocando casi tocando a la península, chillan en un grito desaforado que viene de muy adentro. Donde se encuentra exactamente ese dentro?  Quien es el que grita? De donde viene la voz? Somos esa voz? El ego , la esencia, el alma, la consciencia?
Quien grita primero? Nuestro pensamiento, a velocidad luz le ordena a unas cuerdas vocales que emitan un sonido para salir de una situación de confort a la que están acostumbradas. Él nunca deja de pensar, parece que el ser no puede parar de hacerlo, si está un rato en silencio casi se siente mal y necesita de su pasado o futuro para identificarse con los demás, o de los objetos o circunstancias, en vez de dejar la mente y estar presente.
Dentro. Dentro es quizás un agujero negro, donde todo entra y todo sale y se deshace y se forma y se fusiona .
No sabemos nada de dentro del alma, del  precipicio de ser, del amor profundo…ni siquiera sabemos algo del ridículo pensamiento, no sabemos por donde pasa, nada de su trayectoria. Algunos investigan cuando debemos morir , si podemos alargar la vida unos años, si podemos parecer un poco menos viejos, -se preocupan constantemente por su infelicidad cuando solo dejar la mente y entrar  hacia dentro, en silencio…-Sin tanto exhibicionismo nos ayudaría más a saber sobre la vida.

viernes, 11 de octubre de 2013



Octubre 2013
El ojo de plástico


La plasticidad del  pliegue, está  por todas partes. En la caras de la gente, en la elasticidad de su piel, en las articulaciones de sus brazos, piernas, manos, o  pies… y en mi párpado. En él, el pliegue es cada vez más profundo, y su forma ovalada se convierte con la edad en una línea descendente manteniendo su curva menos sinuosa. Esa membrana, ese blando trozo de piel con sus pestañas protege mi lóbulo ocular para que se resista a los pliegues que lo circundan y envuelven. Ya hay menos lágrimas de peleas absurdas de hermanas, ni siquiera tengo legañas por la mañana, como de niña, en la que los ojos quedaban pegados, ya no hay tantos líquidos, ni grasas…ni exageraciones de mundos idílicos. Hoy mi vida es la pura realidad. Hoy si voy a Paris o  Rusia o Tailandia, lo vivo y vuelvo…antes de joven Paris era tres veces más grande y si lo recordaba lo amplificaba en toda su extensión arquitectónica o idiomática. Hoy voy y vuelvo, sin más. Es una mirada de unos ojos más reales que no realzan la belleza, porque no es necesario.
Hace años compré unos ojos de plástico, que hoy yacen aun sin haber hecho uso en alguna obra, pues nunca supe donde colocarlos. Nada era lo bastante grande como para inyectar esa pelota que mira, nada mío merecía tanto orden geométrico. Nada podía crear que mereciera los múltiples estímulos que quisiera ver yo por esos ojos, una realidad exterior en la que todo es conocimiento…texturas, formas, colores, olores, que como un gato con su lengua, limpia. Limpia hacia arriba,  arrastrando  todo lo que conlleva.
 La vibración que produce un ojo cuando mira crea en el ser humano que lo observa un sin fin de emociones incluso si es de plástico…es el recuerdo de todos los ojos en uno, o es el milagro de uno en todos, es mucho más que una retina y un nervio óptico, que un montón de vasos sanguíneos, coroides, y fóreas, que unos líquidos envueltos en materia, que aún así cuántica ni existe. Es mucho más que un reflejo pupilar, mucho más que una contracción de la pupila, del motor que hace la foto millones de veces al día, en un automatismo inconsciente.  La percepción visual es la capacidad de interpretar la información y el entorno de los efectos de la luz, que llega al ojo.
Hoy,  ya sé donde pondré esos ojos…seguramente los dejaré en el mismo lugar…El lóbulo que como el mío, se mantiene terso y suave seguramente hasta la muerte, es el único bulto prominente que no se afloja ni decae, ni es atrapado por la gravedad que hace caer los cuerpos . A pesar de que sería muy poético, tropezar con unos ojos, que yacen en el suelo esperando mirar y mirarse en otros, buscando la ternura y la complicidad.






martes, 16 de abril de 2013

Marzo 2013 Electrocutarse



15 Abril . ELECTROCUTADO.

Como se desplazan las partículas cargadas eléctricamente en el desorden absoluto. Un sistema de cableado que se ha hecho por el aire y no pensado para ser enterrado, enterrará a algún hombre …así, creciendo con la misma rapidez que lo hace la ciudad…La demanda de una nación, la modernización y el desarrollo,  perfeccionan más  ese caos, sin ningún tipo de organización, que electrocutará a media población. Los hilos negros se alzan en un absoluto desorden, un desconcierto en el aire y  tanta cantidad , tanto peso de cables  de plástico, con un interior imagino de cobre, o aluminio. En todo caso dudo que sean de oro. A veces los mástiles tienen que soportar tanto peso y  no aguantan, parece que van a caer, no resistirán  y se ve a los lados dos bambús que lo sujetan …como si se tratara de matas de tomates atadas en una de las filas de mi huerto…Pero aquí no hay tomates…hay un peligro real.
La sensación  en las aceras es de pasear con los hilos negros, que parece que te caigan encima, es como avanzar por el calor y pensar que en cualquier momento quedarás atrapado, liado, ahogado por el desarrollo. Mientras avanzas ves el declive, en el puro caos y suciedad, ni una sola papelera de polietileno, ni siquiera de un plástico menos resistente….La basura, los restos se  tienen que llevar encima,  para acabar tirándolos en el sitio más disimulado, seguramente  en el suelo , en un montón de mierda.
A eso lo llamamos Modernidad, al peligro de morir mientras cargamos el ipad.

Pensamientos en el aire



 marzo 2013…Pensamientos de un avión
Llega la Marta , por fin,  aun tener escala en Cairo y solo haber atravesado el Nilo en un montón de constelaciones que quedan pegadas a la orilla de uno de los lados , como un contorno de ojos,  fino, que va dibujando sus curvas…sus orillas…eses y  eses como una culebra pequeña y atontada,  porque la  acaricio.
Aún no es  mi destino.  A una altura de 7162…hemos pasado Mumbai, Hyderabad y Rangun…y de golpe tengo casi ocho horas menos… Guilin no parece lejos, hasta Sydney parece que esté aquí al lado…ahora solo seria cosa de 4 h más y ya estaría en Australia. La altura va bajando deliberadamente ya  4622m, ya solo quedan 50 km a Bankgkok, como ir dos veces a Borges, la diferencia es lo que encuentras…
3000m y a 500 k/h y seguimos disminuyendo la velocidad, reduciendo fuerza,  hasta rozar el suelo,  probando la tierra, ensayando un territorio nuevo .Ya solo 30 km para llegar, realmente como si me llegara a Juneda o Arbeca…pero es  Mergi  que está al norte….nunca estuve tan cerca de la línea del Ecuador entre dos océanos, Indico y Pacifico…

Planeamos de nuevo, en unas horas dejamos atrás países, como si fueran grandes pisadas.  La máquina blanca va traspasado cordilleras  y  glaciares, en lugares remotos, pretéritos, parajes y posiciones en una bola que orbita sin cesar, en sentido opuesto al que viajo.  Saltamos de Bangkok a Pakistán, saltando por la India y por Nepal. En la la misma altura que la India queda Omán , solo hay agua con un relieve debajo y un mundo de seres vivos, tan infinito como el que queda allí arriba, que parecía el mismo cielo. Pero no lo era, Marta querida, era otro mundo con un cielo mas nublado, continuamente cubierto de una capa plomiza, que incluso rozaba el suelo, mientras la marea un par de veces al día,  subía y bajaba, y al descender bajaba el agua dejando al descubierto un inmenso cementerio de corales cubiertos por una arena ya no tan blanca, como la playa maya.  Aun,  Marta, crees que existe? esa orilla que pretende encontrar ese estado Nirvana y ser la gran metáfora de  la Felicidad, el símbolo del paraíso encontrado. Piensas que un litoral, una cantidad de arena, unas miles de toneladas, un poco de polvo que se frena  en la roca dura coloca en el ser humano ese estado deseado. Anhelamos siempre lo que no tenemos.  Nos quedamos con la superficie, en el plano sin ver más allá…miramos raso el mar, sin ver su fondo con todas sus galaxias, nos quedamos con su brillo, con el color,  con tan solo una sensación que creemos que nos desmonta…


martes, 29 de enero de 2013

8 Toneladas

video
Enero del 2013


Unas cadenas rodean el cubo, cuyos  extremos   lo alzan y esos hierros  se tensan…8 toneladas quedan suspendidas en el aire, como esposas hacen mover lentamente mueven el enorme pedrusco hasta llegar al suelo…Parece que la hierba se alza en la urgencia de sentir la luz que pronto le será robada…ahora puedo entornar lo que siente esa hierba en su último suspiro…Deliberadamente cae la piedra encima de las maderas y ellas se hunden en el suelo mojado, la misma madera se presiona, se estruja al caer finalmente la piedra…8 toneladas son muchas para soportar la vida subterránea…pero seguramente alguna vida sobrevivirá a esa penumbra cerca de las vigas de madera estrujada.
El pedrusco se libera  de sus cadenas…que se deslizan en su superficie sin dañar el acabado aún salvaje, con su corte de cantera (ya ha sido movida muchas veces, lo descubro en sus aristas deformadas) en ese material que falta, en los cantos maltratados por la necesidad de espacio en otros espacios más grandes…donde el bloque tenia la misma dimensión que un terrón de azúcar, entre decenas de otros de un tamaño similar…